Académicos

ICSO-UDP presenta Encuesta Nacional UDP 2015

05/11/2015

Fuerte caída en atributos de Presidenta. Aprobación presidencial en 28,9% y aprobación de gobierno en 20%.

• Corrupción emerge en quinto lugar como tema que más preocupa a encuestados después de delincuencia, desigualdad, salud y educación.

• Chilenos divididos sobre si reformar o establecer nueva Constitución. No obstante, si se elabora nueva Constitución, mayoría prefiere hacerlo vía Asamblea Constituyente y ratificarla a través de plebiscito.

• Sube la confianza a los medios de comunicación, mientras Gobierno, Iglesia Católica, Congreso y partidos políticos siguen a la baja.

• Aumentan quienes consideran que la situación económica presente es mala o muy mala. 

VER PRESENTACIÓN DE LA ENCUESTA AQUÍ

Baja aprobación presidencial y de gobierno

En la Encuesta Nacional UDP, cuyo campo fue realizado entre el 21 de septiembre y 20 de octubre último, la aprobación de la presidenta Bachelet alcanza un 28,9% (lo que implica una caída de 14,7 puntos respecto a la misma medición del año anterior), mientras su desaprobación se sitúa en el 64,3% (comparada con el 43,1% de 2014). Ambas cifras son similares al peor momento del gobierno del ex Presidente Sebastián Piñera. Al mismo tiempo, la credibilidad de la mandataria se muestra a la baja (un 72,6% dice creerle pocas veces o nunca) y saca nota roja en todos los atributos (honestidad, capacidad para resolver problemas de la gente, capacidad para lograr acuerdos con la oposición, firmeza en la toma de decisiones y capacidad para liderar su posición política), salvo en la capacidad para representar a Chile en el extranjero.

En esta misma línea, la aprobación del gobierno cae a un 20% (de un 36% en 2014), mientras su desaprobación sube a un 72% (de un 49,8% del año 2014). Se trata de la más baja aprobación y la más alta desaprobación, si se toma en cuenta el gobierno de Sebastián Piñera y el anterior gobierno de la Presidenta Bachelet. La evaluación del gobierno baja en todas las áreas de gestión. 

Delincuencia, desigualdad, salud, educación y corrupción como los principales problemas

La Encuesta Nacional UDP 2015 vuelve a situar a la delincuencia como el principal problema del país (situación que se repite desde 2012), con un 38% de las menciones.

En el escenario actual, destaca la subida de la desigualdad a un segundo lugar, con 10,3% de las preferencias (en la misma encuesta del año anterior se encontraba en cuarta posición), seguida en el orden de las preferencias por salud (9,5%) y educación (9,4%).

También la encuesta muestra por primera vez una notoria alza de la corrupción, que se ubica en el quinto lugar, con un 9,3% (el año 2014 este se situaba en el noveno lugar con un 3,1% de las preferencias).

Debates actuales: aborto y nueva constitución

Mientras las tres causales presentadas por el actual proyecto de despenalización del aborto mantienen altos índices de aprobación, otras causales van sumándose a esta tendencia. Así, sube también la aprobación de casos donde la madre es menor a 14 años, no desea tener un hijo o si la pareja en conjunto decide no tener un hijo.

Respecto al proceso constituyente, un 45,1% cree que debe hacerse una nueva Constitución, en tanto un 34,5% prefería hacer solo reformas, y un 7,1% se inclina por mantenerla. Entre quienes prefieren una nueva Constitución, la opción de la Asamblea Constituyente concentra las preferencias (68,9%) y lo mismo sucede con el plebiscito como mecanismo para ratificar la nueva constitución (91,5%).

Sube confianza en los medios de comunicación, mientras la depositada en el Gobierno, Congreso y partidos políticos baja

A pesar de que desde 2009 se advierte una sistemática disminución en la confianza social en la mayoría de las instituciones, la Encuesta Nacional UDP 2015 muestra algunos repuntes, especialmente en los medios de comunicación. Los diarios pasaron de un 23,7% en 2014 a un 28,6% en 2015, la televisión pasó de un 14,1% en 2014 a un 17,9% en 2015, y la radio pasó de un 40,7% en 2014 a un 49,3% en 2015. La misma tendencia positiva se aprecia en la evaluación de carabineros, fuerzas armadas, movimiento estudiantil y sindicatos.

Al mismo tiempo, la confianza en el Gobierno baja de 19,8% en 2014 a 13% en 2015. A su vez, la confianza en el Congreso y en los partidos políticos se ubica en los niveles más bajos registrados por la Encuesta Nacional UDP, cuyas mediciones anuales se iniciaron en el 2005. En esta ocasión, la confianza en el Congreso bajó a un 4,1%, mientras la de los partidos políticos llegaron a un 2,7%. La misma tendencia a la baja se verificó con la Iglesia Católica, que pasó de un 26,2% en 2014 a un 22,5% en 2015. La confianza en las empresas no observó un cambio estadísticamente significativo (pasando de 10,5% a 11%).

Desafección política

Al consultar a los entrevistados sobre el partido político que mejor representa sus intereses, creencias y valores, un 80,8% responde que no se identifica con ninguno, el más alto nivel de no identificación observado en nuestra serie. Lo mismo pasa con las coaliciones políticas: un 77,2% responde que no se identifica con ninguna coalición.

Paralelamente, la opinión pública aumenta su desaprobación del desempeño de las dos principales coaliciones. Mientras la Alianza alcanza un 74,6% (17,4 puntos más que en 2014), la Nueva Mayoría está en el 71,6% (24 puntos más que la misma medición del año anterior).

Aunque ha aumentado la no identificación y desaprobación de las coaliciones, un tercio de los encuestados votaría por un candidato a alcalde/diputado/senador de la Nueva Mayoría y poco más de un cuarto lo haría por algún candidato a alcalde/diputado/senador de la Alianza.

Preferencias electorales

Si bien sigue siendo alto el número de quienes declaran no saber quién cree será el próximo Presidente (52,9% por mención espontánea), lidera la lista el ex presidente Sebastián Piñera, con un 18,4%. Le siguen Ricardo Lagos (7,4%) y Marco Enríquez Ominami (6,2%). Cuando se consulta sobre quién le gustaría que fuera el próximo presidente (mención espontánea), entre quienes declaran nombres específicos (46,9%), las principales preferencias son Piñera (11,8%) y Enríquez-Ominami (10,1%).

Situación económica presente y futura

El tema de la desaceleración económica ha sido parte del debate político reciente. Desde el punto de vista de la opinión pública, un 50,9% calificó la situación económica como regular (3,5 puntos menos que en 2014), mientras un 37,6% la calificó como mala o muy mala (8,1 puntos más que en 2014). La evaluación de la situación económica del país como muy buena, cayó de 15,4% a 10,7% en igual periodo de tiempo.

La encuesta muestra que un 53,3% cree que el gobierno es responsable de la situación económica actual, mientras un 14,2% responsabiliza a la situación económica internacional y un 25,5% a los empresarios. Entre aquellos que consideran la situación económica como buena o muy buena, las responsabilidades atribuidas al gobierno, a la situación económica internacional y a los empresarios se mantiene bastante pareja (34,3%, 26,4% y 22,9%, respectivamente), mientras para aquellos que consideran la situación económica como mala y muy mala, la responsabilidad recae principalmente en el gobierno (con un 64,8%).

En cuanto a las perspectivas futuras, un 22% dice que la situación económica será peor, un 49,7% indica que será igual, y un 23,8% sostiene que mejorará (el año anterior un 30,7% creía que la situación económica futura del país mejoraría).

Independiente de lo anterior, respecto al desarrollo económico del Chile actual, un 43,2% se considera ganador, cifra similar a aquellos que se consideran perdedores: 42,7%.

Antecedentes metodológicos: Encuesta probabilística, cara a cara, con una muestra de 1.302 entrevistas y representativa del 84,5% de la población urbana del país. Tiene un error muestral de +/- 2,72% considerando un nivel de confianza de 95%. El trabajo de campo lo realizó la empresa CADEM entre los días 21 de septiembre y el 20 de octubre de 2015. Más información en http://encuesta.udp.cl/