Estudiantes UDP
Noticias

Resultados Encuesta de Opinión sobre las percepciones sociales en la Araucanía

21/03/2016

El sondeo corresponde a 708 personas mayores de 18 años, cifra que pertenece al 61,5% de la población de la región y al 67,8% de la población indígena del lugar.

Revisa la Encuesta de Opinión Pública UDP aquí.

Buscando conocer las percepciones sociales de la región de la Araucanía, los investigadores Maite de Cea, directora de ICSO; Berta Teitelboim, académica de la Escuela de Sociología; Gabriel Otero, investigador COES; Camila Peralta, asistente de investigación ICSO y Claudio Fuentes, director de la Escuela de Ciencia Política UDP, realizaron la “Encuesta de Opinión Pública en La Araucanía” a un sondeo representativo de 708 personas mayores de 18 años, cifra que corresponde al 61,5% de la población de la región y al 67,8% de la población indígena del lugar.

Los temas abordados en la encuesta, fueron las preocupaciones existentes entre los habitantes de la Araucanía, el nivel de compromiso con las demandas políticas, culturales y de reivindicación histórica, la legitimidad de la violencia, las estrategias utilizadas en el territorio y posibles soluciones entre los pueblos originarios y el Estado.

Entre los resultados, los principales problemas detectados fueron la falta de trabajo con un 26% entre la población mapuche y un 21% los no mapuche, los conflictos mapuches se posicionaron con un 12% entre la población mapuche y un 19% los no mapuche, seguidos de la delincuencia y la atención en salud, problemáticas que los preocupan transversalmente.

Otro de los tópicos tratados, arrojó que un 6% de los encuestados no mapuche se sienten bastante comprometidos con la demanda mapuche, cifra que se eleva a un 34% en la población mapuche.

Siguiendo esta línea, el elemento al que asocian estas demandas, un 45% de los encuestados no mapuche indica la violencia, mientras que esto disminuye a un 25% entre la población indígena. De forma transversal, sobre un 55% de los encuestados (mapuche y no mapuche) lo asocian a la defensa de los territorios ancestrales, la defensa de la cultura originaria, y la revitalización cultural.

En cuanto a las soluciones a estas temáticas, al planteamiento si los indígenas deberían tener asientos reservados  en el Congreso, el 76% de los mapuche dice que sí, a diferencia de un 45% de los no indígenas. En cuanto a la administración autónoma del territorio, los mapuches lo apoyan en un 60% y los chilenos un 35%. Finalmente, frente a la posibilidad que los territorios sean devueltos a los pueblos indígenas, los mapuches lo apoyan en un 69% y los chilenos solo un 36       %.

Finalmente, al enunciado de la Consulta Indígena realizada por el Gobierno, solo el 9% de los encuestados mapuche de la Araucanía dice haber recibido información sobre el proceso y solo un 5% de los mapuches dice tener conocimiento de los temas tratados en la consulta. Las principales razones atribuidas a esta poca participación, son una mala organización, poca transparencia y un proceso arbitrario.