Investigación

Núcleo de Astronomía UDP trabajará con observatorio ALMA

05/08/2014

Los nuevos investigadores del Núcleo, ya están trabajando en sus respectivos proyectos en los telescopios ALMA, VLT, GEMINI y Magallanes.

Desde su puesta en marcha en el año 2012, el Núcleo de Astronomía de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Diego Portales, ha desarrollado proyectos de investigación destinados a apoyar y contribuir en el desarrollo de la astronomía nacional a través de la divulgación, formación de recursos humanos, y fortalecimiento de la investigación.

Conscientes que la actividad astronómica en el norte de Chile pronto concentrará más del 70% de las observaciones planetarias a nivel mundial, el Núcleo de Astronomía UDP – que este 2014 ha sumado nuevos investigadores - se ha adjudicado un importante tiempo de observación en los observatorios de los telescopios ALMA, VLT, GEMINI y Magallanes, gracias al derecho garantizado que tienen los investigadores chilenos, del 10% de los tiempos de observación que hay en estos observatorios.

Para el académico del Núcleo de Astronomía UDP, Lucas Cieza, “la puesta en marcha del Núcleo ha sido muy exitosa, ya que el principal recurso para los astrónomos del Núcleo es el tiempo de observación en Telescopios. Para obtener este tiempo de observación es necesario presentar propuestas de investigación a los distintos observatorios que se encuentran en Chile, los que en la actualidad son los más poderosos del mundo”.

Explicó que “los miembros del Núcleo hemos tenido mucho éxito en conseguir tiempo de observación en los principales telescopios: ALMA, VLT, GEMINI y Magallanes. Con el observatorio ALMA, por ejemplo, nos ha ido particularmente bien, obteniendo el mayor tiempo de observación por astrónomo de cualquier institución chilena”.

Cieza comentó que “también hemos obtenido dos proyectos FONDECYT y conseguido fondos para contratar al menos tres investigadores postdoctorales. El objetivo a mediano plazo es que cada uno de los académicos permanentes del Núcleo pueda formar un grupo de investigación que tenga en promedio dos investigadores postdoctorales”. 

Asimismo, especificó que “cada investigador postdoctoral estará trabajando en la UDP por un período de unos tres años. De esta manera, el Núcleo de Astronomía eventualmente, estará formado por varios grupos de investigación, cada uno liderado por uno de los académicos permanentes”. 

 

Nuevos investigadores

El Núcleo de Astronomía, hoy cuenta con cuatro académicos e investigadores que han ido incorporandose paulatinamente al equipo permanente, cada uno con diferentes proyectos y disciplinas de investigación ligadas a áreas tan diversas como el estudio de agujeros negros supermasivos, a cargo de Roberto Assef; o el estudio en la formación de sistemas planetarios y la detección directa de planetas fuera del sistema solar, a cargo de Lucas Cieza. 

A principios del primer semestre del 2014, el académico Manuel Aravena - Ph. D. en la Universidad de Bonn, Alemania - se incorporó al equipo con aportes en temas relacionados a la formación y evolución de galaxias en el universo temprano.

Aravena explicó que su área de estudio “pretende entender cómo las galaxias han evolucionado con el tiempo para transformarse en sistemas como la Vía Láctea. Para esto, utilizo observaciones obtenidas con los radiotelescopios más sensitivos de la actualidad en el observatorio ALMA”.

Agregó que, actualmente “estoy en varios proyectos relacionados con esta área de investigación. Lo más importante y reciente, es que obtuve tres proyectos de observación como investigador principal en ALMA para lo que se conoce como el ciclo-2 (2014-2016), lo cual es muy difícil de hacer, dada la alta competitividad a nivel mundial… estos estudios permitirán hacer las observaciones más profundas que se pueden obtener con ALMA, generando un mapa en 3-D del gas frío presente en la región del Universo. De hecho, gané recientemente un proyecto Fondecyt regular que me permitirá llevar a cabo estos proyectos”.

En julio del 2014 se incorporó al equipo oficial del Núcleo, el académico José Luis Prieto (Ph.D. por la Universidad Estatal de Ohio), quien desarrolla proyectos de investigación relacionados con el estudio de objetos variables, específicamente sobre el estudio de explosiones de supernova, acción que marca la explosión energética de una estrella al final de su vida.

El investigador precisó, que una de las áreas más fundamentales en la Astronomía – y en la cual todavía existen muchas preguntas importantes sin responder – tiene que ver con el estudio de la evolución de las estrellas. Explicó que el principal proyecto que está trabajando en el Núcleo, junto a colaboradores en Estados Unidos y Europa, se llama ASAS-SN: All-Sky Automated Survey for Supernovae. 

Prieto detalló que “estamos usando telescopios ópticos pequeños con  espejos de 15 cm de diámetro que están ubicados en Hawaii y Chile para mapear todo el cielo cada tres días. Esto nos permite encontrar objetos que varían en brillo y en particular supernovas en galaxias cercanas, las cuales podemos estudiar en detalle con telescopios más grandes en los observatorios en Chile, Estados Unidos y Europa. Hasta ahora hemos descubierto más de 25 explosiones de supernova este año 2014, y también hemos encontrando otros objetos variables muy interesantes que estamos estudiando en detalle”. 

El académico comentó además, que “postulamos a un proyecto grande para fondos ESO-Chile para desarrollar el proyecto ASAS-UDP, que es una colaboración con todos los académicos del Núcleo, con investigadores extranjeros, y potencialmente con académicos de la Escuela de Informática de la UDP”.

Explicó que “con este proyecto planeamos hacer un mapeo del cielo del hemisferio Sur todas las noches, usando telescopios pequeños que se instalarían en el Observatorio del Cerro Tololo. Este proyecto sería muy importante, no sólo para desarrollar investigación en distintas áreas (por ejemplo estrellas jóvenes, supernovas o agujeros negros supermasivos), sino que también implicaría desarrollo y adquisión de instrumentación, hardware/software, un servidor para poder manejar el gran volumen de datos y, una base de datos pública en línea, que se actualizaría todos los días y a la cual tendría acceso toda la comunidad astronómica”.