Noticias

UDP cumple 35 años

04/10/2017

Estimados miembros de la Universidad Diego Portales

 

Estimados miembros de la Universidad Diego Portales,
 
Esta semana nuestra universidad cumple treinta y cinco años.
 
Esta fecha, tan significativa para todos, encuentra a la Universidad Diego Portales en una muy buena posición.
 
A pesar de las restricciones que hemos experimentado, la UDP ha alcanzado, y mantiene, una expectante posición en el sistema universitario nacional y regional, como lo prueban múltiples rankings, los más recientes de los cuales sitúan a nuestra universidad como la primera de Latinoamérica dentro de las instituciones con menos de cincuenta años, y la mejor de Chile junto con la Pontificia Universidad Católica y la Universidad Federico Santa María.
 
Por supuesto, ninguno de esos logros son suficientes; pero prueban hasta qué punto la universidad ha sido capaz de mantener, e incluso mejorar su desempeño, en un entorno restrictivo que nos ha obligado a moderar nuestras expectativas.
 
El proyecto intelectual que anima a nuestra universidad -constituirse en una institución que asegure a sus miembros la independencia crítica y contribuya a diversificar las élites profesionales e intelectuales del país- se mantiene, pues, incólume y en los años que vienen se fortalecerá con nuevos proyectos que asegurarán se expanda su influencia.
 
Todo ello es el fruto de la disposición de todos los miembros de la universidad a respetar las reglas y nuestra forma de gobierno la que, como hemos dicho tantas veces, pero no sobra repetirlo, nos permite asegurar la integridad patrimonial de la universidad y, al mismo tiempo, la independencia intelectual de las comunidades académicas que la constituyen.
 
El respeto de las reglas, el trabajo dedicado y la sobriedad en el comportamiento de todos los que formamos parte de la Universidad Diego Portales -la sobriedad que es un signo que nos permite saber, sin alardes, cuál es el sentido de nuestra institución- son algunas de las características que tenemos que cuidar y que nos aseguran el futuro cuyo origen hoy día celebramos.
 
Agradezco pues a todos los miembros de la universidad, sin ninguna distinción, los esfuerzos que han desplegado y que permiten hoy a nuestra institución poseer el lugar que tiene y que, estamos seguros, se consolidará y ampliará en los años que vienen.
 
Carlos Peña
RectorEstimados miembros de la Universidad Diego Portales, Estimados miembros de la Universidad Diego Portales,

Esta semana nuestra universidad cumple treinta y cinco años. 

Esta fecha, tan significativa para todos, encuentra a la Universidad Diego Portales en una muy buena posición. 

A pesar de las restricciones que hemos experimentado, la UDP ha alcanzado, y mantiene, una expectante posición en el sistema universitario nacional y regional, como lo prueban múltiples rankings, los más recientes de los cuales sitúan a nuestra universidad como la primera de Latinoamérica dentro de las instituciones con menos de cincuenta años, y la mejor de Chile junto con la Pontificia Universidad Católica y la Universidad Federico Santa María. 

Por supuesto, ninguno de esos logros son suficientes; pero prueban hasta qué punto la universidad ha sido capaz de mantener, e incluso mejorar su desempeño, en un entorno restrictivo que nos ha obligado a moderar nuestras expectativas. 

El proyecto intelectual que anima a nuestra universidad -constituirse en una institución que asegure a sus miembros la independencia crítica y contribuya a diversificar las élites profesionales e intelectuales del país- se mantiene, pues, incólume y en los años que vienen se fortalecerá con nuevos proyectos que asegurarán se expanda su influencia. 

Todo ello es el fruto de la disposición de todos los miembros de la universidad a respetar las reglas y nuestra forma de gobierno la que, como hemos dicho tantas veces, pero no sobra repetirlo, nos permite asegurar la integridad patrimonial de la universidad y, al mismo tiempo, la independencia intelectual de las comunidades académicas que la constituyen. 

El respeto de las reglas, el trabajo dedicado y la sobriedad en el comportamiento de todos los que formamos parte de la Universidad Diego Portales -la sobriedad que es un signo que nos permite saber, sin alardes, cuál es el sentido de nuestra institución- son algunas de las características que tenemos que cuidar y que nos aseguran el futuro cuyo origen hoy día celebramos. 

Agradezco pues a todos los miembros de la universidad, sin ninguna distinción, los esfuerzos que han desplegado y que permiten hoy a nuestra institución poseer el lugar que tiene y que, estamos seguros, se consolidará y ampliará en los años que vienen.

 Carlos Peña

Rector