06 / 04 / 2020

En el proceso de adaptación para pasar de un sistema tradicional de clases a uno a distancia, la Universidad se mantiene realizando permanentes ajustes con el propósito de una mejora continua y una adecuada consolidación de la enseñanza-aprendizaje, así como el debido apoyo a la comunidad académica. En esta línea, extendió el plazo para eliminar asignaturas hasta el 29 de mayo mientras que el periodo para anular el semestre finaliza el 3 de junio. Paralelamente, la Dirección de Educación en Línea seguirá capacitando a los(as) académicos(as), focalizándose en el logro de los objetivos académicos fundamentales de este semestre.

Asimismo, se han dispuestos las siguientes acciones:

Flexibilizar el proceso de evaluación hasta la semana del 20 de abril, privilegiando una retroalimentación formativa.

• Comunicar los planes de evaluación específicos del calendario académico hasta finalizar el primer semestre de 2020, ajustando actividades que no penalicen a quienes de manera fundada han tenido hasta ahora dificultades para hacer entregas y evaluaciones.

• Generar todas las adaptaciones que les permitan ponerse al día en sus obligaciones académicas a aquellos(as) estudiantes que todavía no han recibido los beneficios de chips y/o computadores.

• Monitorear la carga de trabajo semanal de sus estudiantes y realizar ajustes razonables al trabajo académico planificado.

De la misma manera, también se creó un programa especial de beneficios que contempla entre otras iniciativas, el otorgamiento de becas parciales de arancel y un programa de flexibilización de pagos para aquellos(as) estudiantes que se han visto afectados económicamente. Ver el instructivo AQUÍ

La Universidad ha recalcado que se está llevando a cabo una permanente evaluación de las medidas adoptadas, con la finalidad de otorgar el adecuado apoyo al avance académico de los(as) estudiantes.