31 / 03 / 2020

La Universidad ha debido transitar hacia un semestre con formación a distancia. Los esfuerzos de profesores y escuelas han estado puestos en generar espacios de enseñanza y aprendizaje significativos en diversas plataformas, incluida CANVAS. Siendo esta una situación inédita, profesores y estudiantes UDP están realizando esfuerzos adaptativos notables, mostrando altos niveles de participación en las aulas virtuales.

La Universidad ha entregado conexiones de internet y está pronta a iniciar la distribución de equipos de computación para los alumnos que lo requieran. Se ha solicitado a todos los profesores y profesoras que graben sus clases con el fin que los estudiantes puedan acceder a ellas en diversos momentos del día. Como una forma de dar orden al trabajo académico de alumnos y profesores, se ha decidido mantener los horarios de clases y ayudantías, y con ello facilitar el cumplimiento de otras obligaciones relevantes.

Con la seriedad que las caracteriza, las unidades académicas de pre y posgrado están delineando planes para identificar aquellas asignaturas que, por su naturaleza, no pueden impartirse totalmente en línea. Para estas asignaturas se está generando medidas compensatorias que puedan desarrollarse durante todo el año, de manera de garantizar que todos los alumnos y alumnas logren los aprendizajes comprometidos en sus planes de estudio.

Las escuelas y programas están desarrollando estrategias curriculares específicas en virtud de las disciplinas o profesiones que enseñan. Entre las estrategias evaluadas preliminarmente se está considerando el desarrollo de un semestre de verano, cursos remediales breves y la redistribución de contenidos teóricos en el primer semestre, concentrando los aprendizajes prácticos para el segundo semestre de 2020.  El plan por escuela será presentado por los equipos directivos de cada programa durante la primera quincena de abril.

Conforme avance el semestre estaremos evaluando otras medidas académicas relevantes que puedan facilitar la posibilidad de enfrentar con éxito la situación de salud que enfrenta nuestro país. Las medidas implementadas buscan asegurar un proceso formativo de calidad que es a la vez consciente y responsable con las brechas de acceso tecnológico que enfrentan los miembros de nuestra comunidad, particularmente algunos de nuestros estudiantes.