Marco Morales, profesor de la Facultad de Economía y Empresa, elabora seis propuestas con las que se busca aumentar las pensiones de los chilenos en un mediano y largo plazo.


A inicios de noviembre la reforma previsional presentada por el Gobierno ingresó al Congreso para el inicio de su tramitación. En el marco de su discusión en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, el académico de la Facultad de Economía y Empresa UDP, Marco Morales, propone seis modificaciones al sistema para mejorar las pensiones de los chilenos.

 

  1. Crear un Seguro de Longevidad

 

Cada año adicional en esperanza de vida implica un 2-3% menos de pensión. Para solucionar el problema de la longevidad y aumentar las pensiones se debería crear el Seguro de Longevidad propuesto por la ex Superintendente de Pensiones, Solange Berstein. Este Seguro se funda en la idea de que los eventos de baja probabilidad-como vivir más allá de los 85 años- deben ser cubiertos por un seguro (con los beneficios de diversificación de riesgo entre los distintos asegurados), mientras la etapa hasta los 85 debiera cubrirse con ahorro.

 

  1. Usar las Tablas de Mortalidad por nivel de ingreso

 

La evidencia internacional muestra diferencias significativas en las tablas de mortalidad al considerar niveles de educación o ingresos. Si se utilizaran las tablas poblaciones para determinar las expectativas de vida de las personas de menores ingresos, las pensiones de este grupo aumentarían en un 10% para mujeres y 9% para hombre.

La implementación de tablas de mortalidad diferenciadas por nivel de ingreso es una medida de bajo costo, cuyo efecto en pensiones sería significativo e inmediato, favoreciendo particularmente a los sectores más vulnerables de la población.

 

  1. Extensión de vida laboral

 

El Estado debe ofrecer incentivos económicos tanto a trabajadores como empleadores. Para aumentar la empleabilidad de los trabajadores de mayor edad, particularmente después de la edad legal de retiro, es necesaria la existencia de programas de capacitación y re-entrenamiento continuo para los trabajadores en edad avanzada.

Por otra parte, a los empleadores que contraten trabajadores en edad cercana al retiro legal y superior, deben recibir subsidios estatales y créditos tributarios que ayuden a este objetivo.

 

  1. Crear Seguro de Lagunas Previsionales

 

Es necesario contar con mecanismos de cobertura de cotizaciones previsionales no realizadas debido a períodos de desempleo involuntario o cuidado de los hijos. Este tipo de mecanismo podría ser implementado a través de la institucionalidad existente del Seguro de Desempleo que actualmente ofrece una cobertura parcial para las cotizaciones previsionales a través de la cuenta solidaria del fondo de cesantía.

 

  1. Aumento del Pilar no Contributivo: aporte estatal al nacer

 

¿Cómo podemos aumentar significativamente los beneficios que entrega el Pilar Solidario, manteniendo los costos fiscales en niveles “razonables”?

Una respuesta a este problema podría ser que el Estado haga una contribución -por una sola vez- a un Fondo de Capitalización Colectivo, para cada niño o niña que nazca en Chile, por el equivalente en UF a -por ejemplo- $1.000.000.  La idea es que dicho Fondo sea invertido en forma similar a los Fondos de Pensiones administrados por las AFPs, sin perjuicio que sea administrado por otras instituciones financieras o del Estado.

De acuerdo a las cifras de natalidad del INE, en Chile actualmente nacen alrededor de 240.000 niños y niñas cada año.  Si multiplicamos esta cifra por el aporte único al nacer que contempla esta propuesta, llegamos a un costo de $240.000 millones, lo que equivale aproximadamente a un 0,15% del PIB anual.  Si esta última cifra se compara con el costo actual y proyectado de los beneficios que hoy entrega el Pilar Solidario, los beneficios adicionales de esta propuesta tienen un costo fiscal equivalente a una quinta o sexta parte del costo actual.

Finalmente, cabe hacer presente que de implementarse una propuesta como esta los beneficios comenzarían a ser recibidos en 65 años más por las nuevas generaciones de chilenos.

 

  1. Incentivar el Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (APVC)

 

Es urgente generar mecanismos que faciliten el crecimiento Ahorro Previsional Voluntario Colectivo que actualmente muestra niveles prácticamente nulos.

Entre los elementos que podrían ayudar a la profundización de este tipo de ahorro, está la incorporación de instituciones con experiencia en el manejo de recaudación de pagos de parte del empleador y administración de beneficios para los trabajadores, que además cuenten con una imagen positiva de parte del mundo laboral, como podría ser el caso de las Cajas de Compensación.