08 / 06 / 2020

Su obra más famosa, Louis XIV, fue reeditada por Ediciones UDP en el año 2018


Considerado un poeta de culto, Paulo de Jolly falleció este lunes 8 de junio. Nacido en Santiago en 1952, de Jolly desarrolló su carrera con el poemario Louis XIV (1982), en el cual dedica sus versos a la figura del Rey del Sol y su corte y que le otorgó reconocimiento entre sus pares y un galardón en el concurso Internacional Juan Ramón Jiménez.

Conocido como un personaje excéntrico por su fijación con la corte del monarca y el siglo XVII francés, su poemario Louis XIV se mantuvo como su única obra por muchos años hasta que en el año 2003 publicó su segunda obra titulada “Príncipes, duques y mariscales de Francia”.

Para Matías Rivas, director de Ediciones UDP, la poesía de Jolly es enigmática y provocadora, donde se interesaba en la evasión radical, la fuga hacia las formas ligeras y rebuscadas. “Se muere uno de los poetas más refinado, más técnico y extraño de la literatura chilena. Es un personaje de culto que está en el horizonte de casi todos los lectores de una generación y que seguramente, su poesía y su mito se irá propagando. De Jolly, de alguna manera, constituye un sujeto irreductible cuya poesía estaba más allá del bien y el mal, y por lo mismo es posible que su figura que siga perdurando tras los años”, explica.

Ediciones UDP reeditó el poemario Louis XIV en el año 2018. Sobre el libro el mismo autor destaca que  “Louis XIV no tuvo poetas. Tuvo poetas, pero poetitas menores, ninguno de la talla de un Racine, de un Comeille, de un Moliere, o de un fabulista como La Fontaine, o de un orador como Bossuet. Yo vine como a reemplazar ese vacío y en Louis XIV está el poeta de Louis XIV y, también, el poeta rey”.

En el año 2019, de Jolly participó en las entrevistas del Centro Para las Humanidades UDP donde conversó con el periodista Daniel Rozas sobre su vida en París, su fascinación por Versalles y la historia de Francia, sus lecturas y su concepción celebratoria de la poesía. Revisa la entrevista aquí.