El documento establece guías para la prevención, denuncia y sanción de estas conductas dentro del espacio universitario.


En el año 2016, y revisando más de 40 universidades, nacionales e internacionales, la Vicerrectoría de Pregrado y la Secretaría General UDP comenzaron a elaborar una política que pasó por numerosas instancias de discusión, incluyendo el Consejo Académico, Consejo Directivo Superior y Consejos de Facultades, y en las que a su vez participaron estudiantes, profesores y funcionarios de la universidad. Tras su aprobación en septiembre de 2017, ésta política tomó el nombre de Normativa de Prevención y Sanción de Acciones de Violencia Sexualla cual ya se encuentra disponible.

La normativa, que además cuenta con la página web noalaviolenciasexual.udp.cl, busca definir qué se entiende por conductas de violencia sexual, cuáles son las instancias de aplicación de la normativa, cuáles son las sanciones para las personas que ejercen este tipo de conductas, y cómo se desarrollan los procesos de investigación y las medidas de protección asociadas a estos, entre otros.

Dentro de las figuras más destacables que ofrece el reglamento, se encuentra la de los Consejeros, 35 personas que fueron capacitadas por la universidad en conjunto con la Fundación Templanza en enero pasado, para ejercer la labor de orientar sobre opciones, soportes y mecanismos de denuncia.

El propósito de la normativa es asegurar una buena convivencia, basada en el respeto y la dignidad de las personas.