La encuesta Periodismo UDP – Feedback se hace todos los años y en esta oportunidad arrojó que los jóvenes entre 2009-2018 son más liberales, desconfiados de autoridades e instituciones y conectados con lo público a través de las redes sociales.


El año 2009 la Escuela de Periodismo UDP y la empresa Feedback concretaron una alianza estratégica para realizar estudios conjuntos, dando inicio a la Encuesta sobre “Participación, Jóvenes y Consumo de Medios”. Se trata de un proyecto pionero, que busca abordar cómo piensan los jóvenes, de qué forma está cambiando su forma de participar políticamente y de qué manera las transformaciones tecnológicas están modificando su forma de consumir contenidos a través de los medios.

Durante estos 10 años en que la encuesta se ha realizado de forma ininterrumpida, hemos sido testigos de enormes transformaciones en la forma de pensar y relacionarse con los asuntos públicos que tiene el segmento de población entre 18 y 29 años. Los resultados y el uso de las bases de datos del proyecto (disponibles aquí) han permitido generar diversas investigaciones, publicadas en prestigiosas revistas académicas como Journal of Communication, Political Communication, International Journal of Public Opinion Research, International Journal of Communication y Politics, entre otros.

Según los resultados de la Décima Encuesta Jóvenes, Participación y Consumo de Medios, la calle y las redes sociales han sido las instancias de expresión que más han ganado terreno entre los  jóvenes en la última década. El estudio muestra además que entre las causas que más mueven a los jóvenes los temas educacionales han sido desplazados por la defensa de los derechos de minorías sexuales.

Al comparar los resultados de 2009 y 2018 se advierte que en 2009 un 26% de las personas aseguraba haber manifestado sus opiniones en las redes sociales, mientras que en 2018 la proporción de personas que optaba por esa vía de expresión se encumbró al 44%. En las manifestaciones en la vía pública, se observa un incremento desde el 17% que señaló haber participado en esta tipo de actos en 2009 al 24% en 2018.

Junto al cambio en la forma de participar, la caída de la confianza de los jóvenes hacia las instituciones ha sido constante desde 2009 a la fecha. Los medios de comunicación aparecen como los principales damnificados: si en 2009 el 60% aseguraba confiar mucho o bastante en ellos, en 2018 la cifra cayó a 20%. También sufrieron bajas importantes Carabineros (de 57% a 23%), las Fuerzas Armadas (de 44% a 23% en) y el Presidente(a) de la República (27% a 13%).

Durante el mismo lapso se produjo un avance de las posiciones liberales entre los jóvenes, lo que se constata en el aumento del respaldo a las distintas situaciones en que se podría justificar un aborto (incluyendo algunas no están considerados en la Ley de aborto en tres causales), el matrimonio homosexual (de 50% en 2009 a 68% en 2018), la adopción por parte de parejas del mismo sexo (36 a 59%) y la autorización al cultivo de marihuana para consumo personal (43 a 78%).  

 

Amor y vida sexual

De acuerdo a los datos recogidos en 2018, los jóvenes se están abriendo a nuevas formas de establecer relaciones amorosas. Aun cuando la mayoría de los jóvenes está de acuerdo con la monogamia, un 38% aprueba las relaciones abiertas y un 19% está a favor del poliamor (relaciones con 3 o más involucrados).

Por otra parte, la mayoría de los jóvenes (80%) considera que el VIH sida es una amenaza grave o muy grave, pero al mismo tiempo lo ven como algo muy poco probable.

 

Rol de la mujer:

La encuesta muestra, además, que las ideas que vinculan a la mujer con las labores domésticas son mayoritariamente rechazadas por los jóvenes, en especial por las mujeres. Un  77% de las mujeres rechaza que la labor de los hombres es ganar dinero, mientras que la de la mujer es cuidar a los hijos y el hogar (67% en hombres). Y ante la afirmación “tener un trabajo está bien, pero lo que la mayoría de las mujeres en realidad desean es un hogar e hijos”, un 59% de las mujeres se mostró en desacuerdo, versus un 49% de los hombres.

En otro ámbito, 35% de las mujeres rechazó la idea de que ser dueña de casa es tan gratificante como tener un trabajo asalariado, mientras que 23% de los hombres estuvo en desacuerdo con esa afirmación.

Las mujeres, más que los hombres, ven las diferencias salariales como un problema para la pareja: un 35% opinó que si la mujer gana más puede generar problemas, contra un 23% de los hombres. Adicionalmente, un 45% de las mujeres y un 37% de los hombres considera que es probable que un niño en edad parvularia sufra si su madre trabaja.