Investigación

77% de los chilenos dice que se debería dejar de trabajar antes de los 60 años

11/11/2010

Encuesta de Laborum y estudio de la UDP confirman que a la mayoría de la población le gusta su trabajo, pero con límites de edad claros.

Contra lo que se diga o se piense, a los chilenos les gusta trabajar y están bien con su trabajo. Así lo refleja un estudio de la U. Diego Portales de 2009 que dice que el 73,6% de los chilenos está satisfecho con su labor, lo que representa un incremento de casi nueve puntos porcentuales respecto de la medición cinco años antes. No es todo: en una reciente encuesta de Laborum para La Tercera, el 81% de quienes respondieron afirman que le gusta mucho o bastante trabajar. "No es sorpresa: nos gusta trabajar, pero con los límites de tiempo muy claros", dice María Angélica Zulic, gerenta general del sitio Laborum.com.

Hasta ahí, todo bien. Pero eso no significa que quieran trabajar toda la vida. La misma encuesta arroja que el 77% estima que se debería dejar de trabajar a los 60 años o antes. Es más, un 13% se anota más lejos y apunta los 50 años como edad tope. Estos resultados se entienden por una variable: la encuesta fue respondida por un total de 630 hombres y mujeres, mayoritariamente, entre 26 y 35 años. Y las generaciones más jóvenes valoran más que sus padres y abuelos el equilibrio entre su vida laboral y familiar. No quieren imaginarse dedicando toda una vida al trabajo. "A los chilenos nos gusta trabajar, pero en el periodo productivo que nos corresponde. No estamos dispuestos a transar las fechas legales que debemos cumplir. No significa que no podamos seguir trabajando después de jubilar, pero esa es una opción que queremos tomar libremente", explica Zulic.

El tema es candente. Ayer, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, promulgó la resistida ley que eleva la edad mínima de jubilación en ese país de 60 a 62 años. La economía de los países no da para solventar el envejecimiento de la población. Ese panorama no es lejano en Chile, donde está vigente la discusión sobre aumentar la edad de jubilación de las mujeres de 60 a 65 años. Los datos del INE dicen que los adultos mayores pasarán del 13% de la población al 17% en 2020: un salto del 44% en una década. Más: los chilenos vivirán, en promedio, 82,1 años en 2050.

Pero esas cifran no le quitan el sueño a los chilenos. El 82% opina que se debiera trabajar no más de 40 años en la vida y un 25% dice que solo 30 años. Los plazos también son tempranos para ingresar al trabajo: el 97% señala que debe ser a los 25 años o antes. "Esta generación quiere hacer valer sus derechos en el ámbito laboral y se distancia de la generación de sus padres", concluye Zulic.

 Fuente: La Tercera